domingo, 25 de mayo de 2008

Abel ¿el jardinero fiel?

Hace mas de dos semanas, Fina y Tito, los papás de Abel se encontraron en uno de sus rosales de casa esta preciosa Rosa Amarilla...
Enseguida me la enseñaron maravillados por la historia que ahora les voy a contar a ustedes:
Resulta que a mis queridos suegros les gusta mucho cuidar plantas y además tienen muy buena mano para ello, tienen un Don especial, a mí siempre me ha admirado las personas que son capaces de continuar la vida de las plantas; es una tarea que apacigua el alma y yo no he podido mantener una sola planta en mi casa, hasta los cactus miniatura que se supone son mas resistentes se me secan... ¿será que no tengo serenidad en mi alma?...
Pués bien, desde el año pasado ya tenían en casa este rosal, era apenas una rama como dice la canción de Alberto Cortés, y le tenían muchos cuidados como al resto de las plantas y flores.
Pero no había manera de que floreciera; a mediados de Mayo de 2007 apenas aparecieron unos botones, pero no abrieron y Tito, sobre todo, estaba muy contrariado, le decía a Fina "ya no sirvo como jardinero, este rosal es un desastre, creo que mejor lo vamos a tirar porque no quiere dar rosas!". Especialmente porque todas las plantas que tienen en casa están preciosas, llenas de vida y de colores, pero este rosal estaba mustio, como serio, como enfadado...
Con esta rosa, el día que brotó, fue un verdadero milagro porque nació de un día para el otro, sin ni siquiera avisar, ni siquiera dar señales... sin ni siquiera anunciar su presencia con el tímido botón...
Se pusieron los dos muy contentos y Fina hizo esta foto, maravillada por la hermosa flor.
Cuando yo la ví también estaba entusiasmada; me platicaron la historia y yo comencé a decirles algo así:
"Esta flor la ha venido a dejar Abel, el año pasado apenas estaba aprendiendo el arte de la jardinería... supongo que allá donde está hay mucho arte por aprender y no le ha dado tiempo a dominar todo lo que quisiera... Por eso apenas dejó unos cuantos botones que no abrieron, pero este año, con mas experiencia, después de estar mas de dieciseis meses aprendiendo con los mejores maestros, este año ha podido venir a hacer brotar esta hermosa rosa"...
Tal vez soy muy fantasiosa, tal vez me hago historias en la cabeza... pero... por qué una rosa amarilla que era el color de las rosas que mas le gustaba a Abel? por qué Tito con toda su experiencia en la jardinería no había logrado que este rosal diera rosas y de la noche a la mañana aparece ésta?...
Podría haber una explicación científica, pero como a mí la que me gusta y provoca que mi corazón lata contento de alegría es la de Abel, el nuevo jardinero... prefiero quedarme con ésta...
Así como nacen flores, así sigue naciendo mas amor (si cabe) en mi corazón por Abel.
Gracias jardinero fiel, sigue trayendo regalos, nos alimentan el alma!.

2 comentarios:

Sandra, la mama de Dunia dijo...

Gracias Carmen, por ese rayo de luz en este dia triste de mi alma. me regalaste una rosa, me regalaste una esperanza con tu escrito. Hace dias vengo iendo para abajo, desconfiando de que mi niña esté en otro lugar. Hoy siento que tu escrito me ha calmado un poquito. Gracias

Brígida dijo...

Hola Carmen,
Gràcies per donar-me esperances.
Aquest any vaig voler plantar tulipans, i no n'ha sortit ben res... he arribat a pensar que la meva tristor a fet que no sortissin, que no florissin, i estava decidida a tirar-ho tot, però tu m'has donat un raig de llum, una esperança, i em sembla que el final, esperaré fins el pròxim any, potser llavors, el meu germà ja haurà après l'art de la jardineria, i per sorpresa, potser floriran...
Doncs gràcies per aquesta petita esperança... potser jo l'any que bé també pugui descobrir una màgia tant gran que em pugui arribar al cor, i donar-me forces per creure que ara estan en algun lloc màgic on hi ha molt d’art per aprendre.
Gràcies, cada nova esperança, és una nova llum a l’horitzó.

Brígida