sábado, 9 de octubre de 2010

"La novia del ramo"

Hola cariño:
Aquí estoy de nuevo.
Te quiero explicar algo que me sucedió hoy y que me da por pensar y poner en perspectiva mi estado de ánimo, mis luchas internas y todo lo que tiene que ver con afrontar y elaborar una pérdida.
Como casi todos los sábados fui a comprar tus flores, esas blancas y amarillas que tanto te gustan e iba caminando por la avenida observando todo cuanto podía: abuelos sentados en las bancas platicando casi a gritos (alguno debía ser sordo o algo así), papás llevando el perro con la correa, uno que otro joven con pintas de hippie's y de repente: oigo una niña que le dice a su madre: "mira mami una novia" y me señaló.
Por un segundo me detuve y escuché a la madre que le decía riéndose: "no hija, no es una novia, es solamente una mujer con un ramo de flores".
Me quedé perpleja y nuevamente un segundo después me llegó como ráfaga aquellos dos días en que fuí "la novia" y llevaba mis ramos y la felicidad que sentía en esos momentos y lo hermoso que te veía, la contemplación era metódica: tu peinado, lo escrupuloso que eras al arreglarte, el ayuno que hiciste por tu filosofía, el cuidado que tenías para tu traje, tus zapatos, las uñas y lo mas bello: tu mirada y tu sonrisa.
Recordé que mami me dijo que cuando iban atravesando el pasaje de la iglesia le ibas apretando muy fuerte su mano y también que en el momento que entré a la iglesia iba yo tan rápido que Andrés me dijo: "despacito, despacito"... todo lo quería hacer como soy yo: con energía y dinamismo... pero lo que él no sabía es que inclusive con mis pasos rápidos y nerviosos estaba viviendo intesamente "mi momento".
En el Ayuntamiento de Sabadell fue muy distinto, la música sonaba casi lejana, pero tu sonrisa nuevamente me llenó de alegría y paz; tenía la certeza que desde que te conocí ya nunca estaría separada de ti... mira por dónde... supongo que ahora si "nunca estaré separada de ti".
Al llegar a casa coloqué tu ramo donde siempre, la luz del sol entraba invitándome a sonreír... ¡¡cuánta luz entra en nuestra casa Abel!!...
Y ahora acabo de ver "Love happens"... cuánto aprendizaje hay en los pequeños detalles de la vida, ¿verdad?.
Es ahora que encuentro una frase de J.Bucay "El duelo es el doloroso proceso normal de elaboración de una pérdida, tendiente a la adaptación y armonización de nuestra situación interna y externa frente a una nueva realidad".
Adaptación... armonización... nueva realidad... así es... seguiré armonizando mi nueva realidad diaria...
Gracias Abel por el mensaje y perdona que hace un par de semanas me enfadé tanto contigo; en realidad no sé los cometidos que te ordenan los de allá y tal vez por mas que quisiste ayudarnos no pudiste.
I still love you!!!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Abel venga sigue ayudando a esta mujer tan fuerte y valiente que tienes.Carmen sigue luchando y sueña mucho con Abel y ese amor tan grande que os teneis porque tu sientes mucho amor per el y el de el nadie te lo quitara jamas si no puedes ser feliz ahora por las circunstancias que sean se feliz por lo que tuviste que eso es tuyo y nadie te lo podra quitar nunca un beso con mucha fuertote para esta pareja tan tan maravillosa.Nala

Anónimo dijo...

Perdoname Carmen por escribir en el creo que estropeo un poco el blog con lo bonito que tu escribes y lo mal que lo hago yo pero solo quiero mandarte fuerzas y decirte lo impoetante que es para los que te seguimos pues mandas un mensaje de tanto amor que reconfortas cuando se te lee gracias y perdoname no se expresarme como tu ya quisiera pero... Nala

natalia dijo...

Carmen....jejeje que bonita la anecdota de la niña diciendo mira mamá una novia!!!!! quizá Abel se lo dijo al oído a la niña en forma de una suave brisa para que no estarías enfadada, de todas formas es una anecdota preciosa y muy curiosa.
Yo no se los cometids que tienen desde el más allá lo que si que sé es que por más que ellos quisieran no nos pueden evitar el sufrimiento, pues nosotros nos quedamos en la tierra y debemos seguir aprendiendo!
Un abrazo muy fuerte Carmen!

Carmen Rivera Torres dijo...

Querida Nala:
tus palabras son tan hermosas!!!!.
De verdad,a veces me siento muy sola, un tanto incomprendida por esta sociedad que - o bien no respeta la muerte o le tiene poco valor a la vida- alguna de las dos.
Porque siento que se olvidan rápidamente de los que nos alegraron nuestra existencia, a los que abrazamos y nos abrazaron, a los que besábamos y nos besaban, a los que mirábamos y nos miraban, a los que escuchábamos y no nos escuchaban.
Muchas veces me dicen que ya ha pasado mucho tiempo como para que todavía siga llevando un duelo por Abel.
Y yo me pregunto ¿qué es el tiempo cuando se tiene un amor?, ¿acaso el amor y el tiempo se pueden medir en estas circunstancias?. ¿El amor y el dolor tienen caducidad?.
Lo que si sé es que tal vez algún día me vuelva a enamorar, pero el Amor de mi vida ya ha llegado y nos separaron físicamente, pero eso no quiere decir que lo olvide y mucho menos que lo deje de amar.
¿Hay algo mas hermoso que el amor hacia un ser como Abel?Yo creo que no!!!.
Muchos besos NAla, y sigue escribiéndonos porque tus palabras nos hacen mucho bien!!!
besitos