martes, 18 de marzo de 2008

ABEL, EL NIÑO DE LAS ESTRELLAS

Amor mío:
Un día descubriste un libro para tí fascinante “Ami, el niño de las estrellas”, cuando acabaste de leerlo me lo diste para que lo leyera... quedé enamorada de aquella lectura.. tal vez muchos adultos no nos entiendan... nosotros si nos entendimos... y de qué manera!...
Recuerdo muchos momentos a tu lado intentando descifrar el mensaje de Ami... era sencillo...bastaba con mirar con los ojos del corazón...
Enrique Barrios ha escrito libros fascinantes, Ami es uno de ellos. No sé cómo conseguiste que alguien te prestara los dos siguientes, hasta que decidiste comprarlos y esos son unos de los muchos que quise conservar en nuestra biblioteca; todos tus libros eran importantes para mí, pero respeté tu deseo acerca de su destino; sin embargo, hay muchos de los que no pude despegarme y los de Ami son parte de ellos.
El tercer libro me gustó especialmente por todo el mensaje que encierra y ahora sé que desde que nos conocimos comenzaste a prepararme de una u otra manera para la despedida, no para siempre, pero si durante algún tiempo:


“Vinka... cómo deseaba volver a verla... Se había instalado tan en lo profundo de mí, que me parecía haber estado eternamente unido a ella, a pesar de que nos conocimos apenas unos meses antes y nos vimos sólo durante menos de un día, pero fue suficiente. Entre nosotros se desató una atracción irresistible. Y pocas horas después llegamos a comprender que nuestras almas son dos mitades de un mismo ser: somos almas gemelas. Por eso mismo la separación me afectó mucho, y yo creía sentir que a ella también, y la recordaba todos los días, todos. Desde el momento en que la vi por primera vez, de allí en adelante, siempre estuve pensando en ella, o con la sensación de su presencia dentro de mí a cada instante, hasta que me di cuenta de que eso iba a seguir igual para siempre, y me gustaba, me hacía sentir mas vivo, mas completo y mas feliz; aunque ella no estuviese a mi lado, porque de alguna forma si lo estaba. Claro, porque nos unía el amor, y gracias a Ami comprendí que ésa es la fuerza mayor de todo el Universo. Así me enteré que el amor no es simplemente un sentimiento hermoso, no; es mucho mas que eso(...) Claro, como el amor es Dios, cada vez que siento amor estoy experimentando a Dios. Sencillo.
Sencillo para las almas simples(...)


(Si queréis saber qué pasa, podrían leer los libros!).

Las estrellas... te gustaban mucho, la primera tarjeta de visita que te diseñé quisiste que fuera con una imagen de una persona estirando el brazo intentando tocar las estrellas... quedó preciosa!... el primer regalo que le hicimos a tu mamá como pareja fue una estrella de oro blanco de cinco puntas...te afanaste mucho en encontrarla... cuando la encontramos, ni siquiera miraste el precio...

En uno de tus retiros de Yoga a Galicia, me trajiste una estrella de mar, la trajiste con mucho cuidado y cuando la sacaste de tu maleta lo hiciste como si fuera muy frágil, me la diste con la emoción contenida y hasta me bromeaste diciéndome que tú mismo habías entrado al mar a recogerla... ahora dudo si eso era verdad o no... te creo capaz de hacerlo...la tengo en la mesa del comedor... todavía huele a mar...

En nuestra boda, mi mamá quiso hacerte un regalo especialmente pensado para tí y conociéndote te regaló una estrella preciosa que desde aquel diez de Agosto del 2002 no te la quitaste, solamente para ducharte...en el hospital, por mas que te insistíamos en que te la quitaras por miedo a que te hiciera daño al estar tanto tiempo recostado nos insistías en que no te la quitarías... fue para ti un regalo muy especial...

...las estrellas... muy a menudo salgo al balcón como lo hacías tú... recuerdo muy bien tu postura, algunas veces te veía de espaldas, recargabas las manos sobre la herrería del balcón y cruzabas tu pierna izquierda poniendo la punta de los dedos en el suelo de manera que tus piernas hacían una manera de cuatro... otras veces salía contigo, te percatabas de mi presencia y me abrazabas y nos quedábamos viendo el cielo sin hablar, disfrutando del paisaje y viendo las estrellas que tímidamente se asomaban por el cielo de Sabadell... aún lo sigo haciendo...

Por eso te maravilló Xochitlán por la cúpula celeste tan llena de estrellas; cuando lo viste la primera noche me dijiste. “¡es maravilloso, hasta parece que puedes tocarlas!”; sonreías y yo era feliz...

Ojalá, las personas que te aman, cuando vean una estrella se acuerden de ti, porque tú ahora eres una de ellas; sigues iluminándonos el camino; algunas veces tímido, pero siempre estás ahí, como Ami, el niño de las estrellas.
El Domingo volví a ver una peli que te gustó mucho desde el primer día que la viste, me contaste que fuiste a verla solo en Burgos, cuando estabas haciendo la mili; este párrafo lo termino con la misma frase con la que termina la peli y me pareció preciosa y que me habla mucho de tí:
"Dicen que cada átomo de nosotros antes formó parte de una estrella... quizá no me estoy marchando... quizá regreso a casa" (voz en off de Jerome en "Gattaca")

2 comentarios:

anna dijo...

Es tant bonic el teu Blog i el que dius que sols una força com la que et dona l'Abel et pot inspirar!
Segueix escrivint, Carme, tot el que dius és preciós!!!
T'estimem!
Anna

Anónimo dijo...

Hay una estrella mas en Argentina que puedes ver... El cielo es muy grande por aca...

Estoy maravillado de lo que han logrado... que es nada si comparamos con lo que hay, pero es mucho si vemos con los ojos del mundo...

Luciano
www.fotolog.com/elcorazondelucho